cortar laurel

Cortar hojas de Laurel

Independientemente de si es un árbol perenne y crece silvestre en numerosos sitios, un enorme número de personas, introduciendo cocineros, eligen cultivarlo en sus jardines y macetas. Si usted escoge tener esta planta utilizable también, usted debe estudiar lo que se requiere para cortar las hojas de laurel para abastecer su despensa.
La técnica para cortar las hojas de un laurel no es dificultosa en absoluto. Lo más sustancial es llevarlo a cabo en el instante correcto y cuando nuestra planta esté en las superiores condiciones.

Conozca las superiores condiciones para el corte de laurel.

Para conseguir una mejor abrasión, la planta o árbol que deseamos cosechar debe estar ya en el período de maduración, que llega a los 2 años.
Al cortar las hojas de laurel, elija la que no tenga marcas, manchas o roturas y que tenga un aspecto verdaderamente saludable, sabiendo elegir la más grande preferentemente. Hay que tomar en cuenta que toda la área donde se cortan las hojas no debe ser mayor a una tercer parte de su follaje.
Es sustancial entender que la planta de laurel debe tener menos ramificaciones aéreas para sostener su fuerza.

Averigüe cuándo es la posibilidad de cortar las hojas de laurel.

Hay diferentes críticas sobre la preferible época para cortar el laurel, y varios inclusive sugieren que se lleve a cabo en algún época del año, dado que el resultado siempre será satisfactorio.
Sin embargo, el laurel tiene una característica, que es que a lo largo de la primavera crece con más grande ímpetu, disminuyendo este desarrollo en el período estival animado por el calor, reactivando sus facultades en otoño.
Así, hay conocedores de la civilización del laurel que nos comentan que los cortes tienen que hacerse en primavera, pero una vez terminada la etapa de floración.
Otros cultivadores, quizás los más técnicos, con respecto al provecho obtenido del árbol, sugieren que la preferible época para cortar las hojas de laurel sea el verano, cuando hay una más grande producción de aceites aromáticos en el abrasivo.
Lo que sí coinciden estos expertos es el inicio de que las hojas de laurel tienen que cosecharse en las horas de la mañana, cuando las hojas están más secas. Esta regla se apoya en la teoría de una más grande concentración, ahora mismo, de sus elementos aromáticos.
Y como recomendación final, para conseguir sus hojas frescas, tan útiles como buenas, le recomendamos que no las corte en invierno cuando hace bastante frío.

Ir arriba Ir al contenido